En Tiendas Confort hemos recopilado información de interés para que le brindes un mantenimiento óptimo a tus alfombras. No necesitarás invertir mucho dinero, ya que es un producto que siempre tenemos presente en casa.



Lo que necesitas es un poco de bicarbonato de sodio , el cual deberás aplicar con una capa generosa sobre la alfombra tras haber previamente sacudido el polvo de la misma. Déjalo actuar por varias horas o incluso si puedes, toda la noche.



Posteriormente, usa una aspiradora para retirar el bicarbonato. Si persisten algunas manchas, vacía una taza de agua caliente en una cubeta, añade dos cucharadas de detergente líquido y luego moja ahí una esponja con la cual tallarás la suciedad hasta eliminarla.



Finalmente deja secar la alfombra con una ventilación adecuada, estará lista para que la coloques en su sitio de nuevo.